share

Años 60

Un joven Mike Hailwood™ muestra sonriente uno de los innumerables trofeos obtenidos en 1960.

Un torno trabajando en el interior de la planta a comienzos de la década del ‘60.

Bruno Spaggiari en acción en la 250 Monocilíndrica Desmo en el circuito de Cesenatico durante la "Mototemporada romagnola" de 1968.

Spaggiari en acción en Imola con la 450 Desmo en 1970.

 
 
Empieza la época Desmo
La crisis del mercado motociclista italiano significó una considerable reducción en las ventas, durante casi todos los años 60, que interesó también Ducati. La llegada de los automóviles "utilitarios", uno entre los primeros el Fiat 500, fue la causa principal de este colapso, sin olvidar el retiro de las competiciones de algunas de las marcas motociclistas históricas italianas en 1957, entre ellas: Gilera, Moto Guzzi y Mondial.

La administración estatal de ese entonces decidió reducir de manera drástica los gastos para la gestión de la empresa de Borgo Panigale, tanto con relación a las competiciones como a la producción de modelos de carretera. Ducati entra en una forma de letargo del cual volverá a despertar sólo en la segunda mitad de los años 60.

De hecho en este período se privilegian los proyectos para los mercados extranjeros, que sólo más tarde serán implementados en los mercados italiano y mundiales. En 1962 nace la Scrambler 250 para el mercado estadounidense, que más tarde se convertirá en un icono generacional, sobre todo en el mercado italiano. Además, en los primeros años 60, se desarrolla uno de los proyectos más ambiciosos y al mismo tiempo desafortunados, la Apollo, que vio nacer la primera idea de motor en "L" a 90°.

En 1964, se añade a la prestigiosa serie de las monocilíndricas comerciales una versión de 250 cc con los modelos Diana, Monza Aurea y más tarde G.P., capaz de velocidades que alcanzan casi los 150 km/h, prestaciones realmente excepcionales para aquella época. De este modelo se derivan todas las monocilíndricas Ducati, hasta las súper famosas "Scrambler" de 250, 350 y 450 cc.

A partir de 1967 Ducati decide revolucionar sus propulsores, introduciendo el sistema desmodrómico, hasta ese entonces utilizado sólo en las motos de carrera. Se introducen así dos nuevas cilindradas, 350 y 450 cc, que se utilizarán mucho también en la primera mitad de los años 70.

Aunque no puede participar oficialmente en las competiciones con su equipo, Ducati prepara la Mach 250, capaz de superar el límite de 150 km/h y conquista así el corazón de los deportistas.
En 1968, la 450 Mark 3D, la primera Ducati de serie equipada con distribución desmodrómica, continúa esta conquista gracias a sus fantásticas prestaciones (más de 170 km/h).

En fin en 1969, también gracias a la llegada de las primeras maximotos japonesas en el mercado italiano y europeo, las casas italianas comienzan a actualizar los modelos y las estructuras de las empresas. Precisamente en ese año Ducati agranda la planta de Borgo Panigale, desarrollando nuevas áreas productivas y una nueva zona experiencias, donde se efectuarán, a partir de 1971, las primeras motos bicilíndricas de carrera y de carretera, la 500 GP y la 750 GT.

Ropa y accesorios